Wednesday, May 25, 2011

PRIMERA NOCHE

Ahora sí, todo es real. Y siento que sólo yo soy capaz de tirarme la hazaña así, sin compañía. Creo que tuve suerte por que en mis dos vuelos hacia Perú tuve la oportunidad de sentarme al costado de la ventana. Entonces comencé mi viaje con un poco de buena vibra. En mi segundo vuelo he conocido a una chica peruana de nombre Bethsabé, que de hecho se sentó al lado mío durante el vuelo hacia Perú. Me mencionó más o menos que hacer y a dónde ir; que si Miraflores es caro y turístico, que si Barranco es bohemio y artístico, que si el centro es cultural y medio político y así continuó con su testamento sobre su país. Ya les dije que me moría de nervios, pues en ese momento fue aún peor, me estaba dando cuenta que no busqué casi nada de información sobre Perú. Pero igual esa ha sido siempre la idea de mi viaje, tirarme al vacío a conocer el sur, el mundo. En el transcurso de estos sentimientos encontrados y la batalla de nervios intentando apoderarse de mi he comenzado a escribir nuevamente. Y con mi poesía novata puedo liberar las ansias y vomitar los pensamientos, plasmándolos en un papel para darles vida con letras y significado. Entonces he llegado a Lima, FINALMENTE después del viaje más largo de mi vida. Nada mas y nada menos que seis horas plantado en un asiento a mas de quince mil pies de altura.


Sueño Travesía


Anoche viví una verdadera fantasía


Soñé que de mi isla salía en una travesía


A algún lugar remoto, sin rumbo cada día


Completamente irreal, no podía ser cierto


Me despedía en un torrencial de pétalos


Rosas blancas por doquier


Sentía que me iba


Con el sabor fresco de aliento clavel


Y ahora entiendo que fue la vida tocándome a la puerta


Para recordarme que escribiera todos los días en mi travesía.



Lo único realmente seguro en mi viaje fue dónde me quedaría mis primeros días en Perú. Existe una organización que se llama ¨Couchsurfing¨ (http://www.couchsurfing.com/) que conecta a los viajeros con la población local en todo el mundo. Es un sistema para reunirse en intercambio cultural, amistad y experiencias de aprendizaje. Lo recomiendo ya que es gratis y no tienes que hacer nada más que viajar o dejar que viajen a donde ti. He sido anfitrión para varios viajeros, incluyendo a familias alrededor del mundo que vienen a Puerto Rico y les ofrezco hospedaje gratis en mi apartamento. Y a cambio recibo noción cultural, conciencia sobre el mundo y las experiencias de todos estos viajeros. Aquí está mi perfil si le quieren echar un vistazo y se animan a ser parte de ésta gran organización: <http://www.couchsurfing.org/people/randollrocafort/>


Y ese era mi único plan, quedarme en casa Bruce y su familia, un chico que es miembro de Couchsurfing. He llegado a lima y la mala suerte ha comenzado por tocar a la puerta. Bruce no estaba en el aeropuerto, como habíamos acordado. Le marqué a su celular de un teléfono prestado y me dijo que andaba de rumba con unos amigos y que no podía recogerme al aeropuerto, y así comenzó mi travesía. Sin un lugar donde dormir mi primera noche en el Sur. Agarré un taxi y dije que me llevara al centro de Miraflores, el único lugar que pude recordar de la lista kilométrica que me había mencionado la chica que conocí en el avión. ¡Y ya! Llegué a un hostal llamado Flying Dog en el centro de Miraflores, y no quería hacer nada mas que acostarme a dormir, estaba cansado del vuelo, y las emociones ya me habían agotado. Además era muy tarde, ya eran cerca de la una de la mañana.

2 comments:

  1. :D woow! suerte mucha suerte en cada paso!

    ReplyDelete
  2. ¡Vaya! Una perspectiva interesante sobre el viaje a un lugar desconocido. Si bien la euforia por conocer lugares nuevos en inmesa, no puedo imaginar el temor que tal vez pudiste tener al llegar a Perú.

    Mucha de las veces, cuando tienes una emoción por un lugar desconocido te generan muchos pensamientos y las ideas te invaden a una gran velocidad. Para mí lo fue cuando hace casi un mes fui a una playa de México con mi familia, después de casi cuatro años de no ir. Y tal euforia en mí fue porque a donde fuimos fue un lugar muy tranquilo, con muy poca vida nocturna, lo cual me fue más interesante, ya que te genera una mayor tranquilidad cuando paseas por la costa, otro estilo de vida, la gente más amable, etc. lo cual me ayudó a olvidarme un rato del estrés de la universidad. Si por mí fuera, volvería a dicha playa para poder relajarme como lo fue hace casi un mes.

    Créeme que muchas veces he deseado con salir de México, pero primero debo de conocer los muchos lugares turísticos que tiene aquí [y vaya que son muchos]. Así que si algún día deseas visitar México [en dado caso de que no lo hayas hecho], hay mucho de donde escoger para ir a visitar.

    Saludos y Suerte.
    Saulo Oliva Villalobos
    Aguascalientes, Ags., México

    ReplyDelete